Crócknicas Arácknidas. De la vivencia al relato.

jueves, 13 de octubre de 2011

Jugar a torturarnos

Vamos a jugar a torturanos
A hacer pedazos nuestra alma
A desmembrar el corazón
Con simples pensamientos

Es más, no juguemos
torturémonos
Cojamos el alma y tirémosla al suelo
Pisémosla y escupámosla

Nadie podrá defenderla
            La dignidad y el orgullo se habrán olvidado de la misión encomendada
El autoestima estará destruida

Miremos al amor propio
Y mandémoslo al demonio
Hagamos monumentos del defecto
Y lloremos en silencio

Vamos a seguir jugando
Hasta que el juego nos aburra
Hasta que el ego se vacíe
Hasta que la pena eyacule

Cuando el jarrón esté vacío
Cuando el alma esté rota
Entonces queridos torturadores
El juego habrá terminado

Podremos hacer recuento de daños
Jurar que nunca volveremos a jugar
Aunque muy en el fondo
Sepamos de la infidelidad del juramento

No hay comentarios.: