Crócknicas Arácknidas. De la vivencia al relato.

domingo, 26 de diciembre de 2010

diciembre

y lo entendí
la ingenuidad no significa idiotez
significa darse y querer
significa volar y correr

significa olvidar el pasado
y correr con venda en los ojos
sin importar si hay obstáculos
sin importarte los hoyos

significa poder caerse
y significa que te levantarás
significa inocencia
y significa la cegada libertad

significa volverse niño
y creer en lo imposible
confiar en cualquier guiño
y esperar lo impredecible

significa tocar las sonrisas
y sonreir con los toques
electricidad mental
generada con cada caricia

significa correr a oscuras
esperando ver la luz
sentir alegría sin dudas
olvidando palabras mudas

en diciembre abusé
de tan sutil cualidad
fui un niño inocente
adicto a la ingenuidad

viernes, 24 de diciembre de 2010

13 fotos, 13 recuerdos de 12 meses,

Les comparto 13 recuerdos que marcaron este 2010 para mí:

 Mi inicio de año, como ha sido costumbre en los últimos años, inicio viajando, volviendo de df o de Emilio Carranza Veracruz a Villahermosa, amando la carretera con mi familia.

 La Estrella Solitaria, así podría resumir mi mes de Febrero, me inscribí en un grupo donde practicamente no conocía a nadie y bueno, los ratos entre clase y clase los dediqué a mí, aunque tambien tuve chance de conocer amigos que hasta ahora siguen siéndolo.
 La primera prueba, de un día para otro dije, quiero ir a hacer el Casting del Protagonista Gillette, la noche de un viernes les avisé a mis papás, me dieron el dinero y cogí el primer ADO en ese momento, empaqué un traje y así llegué a DF por primera vez yo solo, por suerte tengo familia allá que me recibió, no pasé de la primera etapa gracias a que no sabía mucho de otros deportes, pero conocí a esos 4 carnales, quizás ese fue el mejor recuerdo.
 El Vive Latino, las primera veces nunca se olvidan, y así fue, un viaje que planeaba desde noviembre de 2009, ahorré bastante y con apoyo de mis papás me lancé, le pagamos el boleto a mi primo y él anduvo ahí todo el tiempo, debo confesarles que no aguantaba los nervios cuando ví que no llegaba a la central, pero por suerte llegó y anduvimos dando el rol entre Atizapunk y el Foro Sol, aprendí a usar el metro y tuve chance de ver buenos grupos, sin duda de los 3 mejores recuerdos de este año.
 Jajajajaja, cómo olvidar Mayo, tokines por aquí y por allá, había feria en tabasco después de 2 años, me lancé con mis amigos y mi hermano a ver a División Minúscula y en el Slam más fresa de mi vida un inútil metió las manos a mi cara y tiró mis lentes, a los 3 días con los lentes hechos una garra entrevisté a La Gusana Ciega, un gran mes.
 Vamos a la playa!, 4 hombres y una chava, una playa a una hora y tantos de la ciudad, algo de dinero y al auto, una salida que disfruté demasiado, hasta el momento en el que noté que tenía una quemadota del tamaño de mi espalda.
 Mis 19, mis amigos, mi casa y una excelente comida para celebrar mi cumpleaños el mero 1 de julio, unas buenas películas y listo, un gran rato en compañía de varios de mis mejores amigos.
 Otra salida al DF, esta vez al concierto de El Canto del Loco, conocer a mucha gente muy chida, obviamente a los 3 integrantes de la banda y pasar excelentes días en DF con una de mis tías, definitivamente otro de los momentos que marcaron este año.
 Un café porfavor, dos amigos twitterísimos, un café, un amigo tocando canciones de los beatles y nadamás, la mejor salida de Agosto, una charla en el Tomás Garrido frente a la Laguna y hasta luego, la pasé muy bien esa noche.
 Tragedia, vil tragedia, septiembre no resulta ser un gran mes para muchos tabasqueños, esta vez se volvió a ir al agua todo y bueno, hubo que trabajar, en compañía de un gran amigo me lancé a la Colonia Miguel Hidalgo y a sacar fotos y testimonios, una decente entrevista con un viejito que literalmente vivía en el agua marcó un mes lleno de tristeza para muchas personas.
 Perdidos en Distrito Federal, algo de música, un autobús en el cual no logré dormir más que media hora en un viaje de 22 horas, y los amigos, el pretexto, un Encuentro de Comunicólogos, la compañía de la banda, volver a ver a gente que tenía tiempo sin ver, conocer a varios de los periodistas y comentaristas deportivos que admiro, conocer a más gente que busca lo mismo que yo, y bueno, un gran viaje, simple y sencillamente lo mejor que hecho con los amigos.
 Roooooooock! pocas cosas se disfrutan tanto como un buen slam, pocas como convivir con los amigos y pocas como escuchar buena música, esa tarde-noche de noviembre fue grande, mezcló todas esas cosas.
Y bue, la última con la banda, pretexto, comer pizzas, y lo demás viene solo, el rol en el centro, el billarcito y demás cosas, bastante divertida la tarde con dos de mis mejores amigos, Feliz Navidad.