Crócknicas Arácknidas. De la vivencia al relato.

viernes, 30 de julio de 2010

Y sucedió....

Bendita frase, la escuché a los 14 años cuando miraba Los Años Maravillosos, bien, pues esta frase la aplico perfectamente para aquel miércoles de julio del 2010.

Desperté en una cama desconocida para mí, estaba en casa de una de mis tías, en definitiva, la tía con la que mejor me llevo, la conocí cuando tenía 7 años y mis papás le decían que era una alcahuetera conmigo y con mi hermano menor, creo que todos tenemos una tía así, pues si, desperté ahí en el df, no tenía idea de cómo sería ese día, estaba el plan de ir a un programa de tele que jamás había visto, mi falta de tv de paga era la causa, yo nomás iba a ver que onda, cualquier cosa que pasara sería ganancia.

Así que me desperté y fuí a desayunar, unos huevos revueltos y un vaso de leche con chocolate eran lo que desayunaría ese día, nada mal pensé, así que desayuné y aderecé con una buena charla con mi tía, de algo estaba seguro, estaba en el df y algo entretenido habría que hacer, así que entré a su lap y me puse a revisar los pormenores del programa, cuando supe que onda con los horarios decidí seguir con el plan, había olvidado mi cepillo de dientes y mi desodorante en Villahermosa, así que se lo informé a mi tía y casi de inmediato me llevó al super más cercano a comprarlo, ya con eso sólo me faltaba arreglar mi boleto para el concierto.

Así que hice la llamada correspondiente y quedé para el día siguiente, me arreglé y salí rumbo al Museo del Templo Mayor, mi celular bien cargado con la memoria de las fotos y a darle, anduvimos dando el rol por el zócalo y aproveché para comprarme una playera del Ché Guevara, 50 pesos por algo bastante decente, vaya, hasta que encuentro algo de mi tamaño, de buena calidad y con mis límites de precios, ah, y además mi dinero fue a parar a una causa que apoyo, con los del SME, así que tomando fotos entramos a la zona arqueológica, y conocí la magia e historia de la cultura azteca, pocas pirámides quedan y casi todo el recorrido es por caminitos, me duele que una cultura tan importante valiera gorro por la ignorancia de los españoles, pero en fin, así fue, miré como se vestían y como actuaban, como pensaban y que sería de su futuro.

Después a correr, ya casi era la hora de presentarme en tele y el metro era nuestro siguiente destino, así que subimos en el metro hidalgo, y bajamos en balderas, unas espectaculares tortas fueron la comida, después a caminar y a preguntar por la calle, encontrar el edificio y admirarlo, ahí se guardaba la magia y el espectáculo de la televisión.

Así que llegué y en automático pregunté si quienes estaban afuera eran parte del Club de Fans de El Canto Del Loco, resultó que si eran, gente que veía como extraña resultó ser de lo más normal, yo llegué a saludar y a mostrar buen rollo, por suerte fui correspondido al respecto, el mensaje de mi tía en la mañana era cierto "si te portas amable con la gente aprecían hasta el mínimo detalle", nadie podía creer que el día anterior hubiese viajado 11 horas sólo para estar en el programa de tele y ver a una de mis bandas favoritas, estuvimos charlando muy agusto y descubrí a seres humanos muy diferentes, unos saliendo de la prepa, otros con carrera terminada, otros con la carrera a medias, los que llevaban 8 años siguiendo al grupo, los que llevaban menos, pero todos eran iguales en algo, calidad humana, me dí cuenta que todos eran gente muy valiosa y con la que tendría una excelente amistad.

Así que después de esperar de repente vi una camioneta azul, me resultó extraño y les dije "¿será la banda?" resultó que si era, así que sin decir agua va salí junto con una de las chavas del grupo a tomarme una foto con los integrantes y a saludarlos, pero bueno, no todo fue perfecto, el nervio y la falta de memoria me hizo cambiarle el nombre, de manera respetuosa al bajista, total que me tomé las fotos y pensé, wow, que afortunado soy, vengo de tan lejos y ya conocí a los integrantes de una de mis bandas favoritas, lo comentamos y la chava no dejaba de reirse por el cambio de nombre, total que seguimos en la charla hasta que nos dejaron entrar, una buena foto de grupo y a conocer parte de las instalaciones, subir unas escaleras de fierro y listo, estábamos adentro del estudio.

Conductores con muy buen rollo que tampoco podían creer que un tipo de 19 años con pelo abundante y suéter negro hubiese viajado 11 horas sólo para estar en su programa, seguíamos platicando y tirando buen rollo, el estudio era enorme, muchos posters y cámaras geniales, va, cada una tenía su teleprompter, jamás vi algo así, el programa empezó con bastante relajo, los tipos diciendo lo que les daba la gana y yo aprovechando para tirar uno que otro albur, nada del otro mundo, hasta que llegó el momento, la banda entró y justo en ese momento uno de mis amigos, el buen Goyo Suárez me mandó un mensaje preguntando si estaba en Telehit, le respondí que sí, de repente nos preguntaron ( a mi y a los demás chavos del club de fans) si queríamos preguntarle algo al grupo, dijimos que sí y yo fui el encargado de hacer la pregunta, en nombre de todos, pero al fin les hice la pregunta y aproveché para mandar saludos a mi amigo.

Vaya, una excelente tarde donde incluso acabé tomándome fotos con los conductores del programa.

¿Qué más podía pedir?

No hay comentarios.: