Crócknicas Arácknidas. De la vivencia al relato.

lunes, 19 de julio de 2010

Y bue, ya casi tienes 20

Hace unos años leía una columna del buen Barak Fever donde hablaba de una crisis de edad, de niños todos soñamos con ser futbolistas, sabemos de entrada que no todos tenemos las mismas condiciones, en mi caso simplemente no las tengo, sólo tengo dos grandes problemas, la pierna izquierda y la pierna derecha, ninguna de las dos salió buena para el futbol, así que creo que por algo decidí dedicarme a la comunicación deportiva, a escribir y hablar cada tanto de esta bendita pasión que a los 8 añitos se me metió en la sangre y no va a salir hasta que me muera, capaz que si me voy al cielo resulto ser el crack, jajajajaja.

Pues bien, la dichosa columna que leí en esos tiempos donde yo era un puberto de 14 años que soñaba con ser campeón del mundo sub 17, (me tocó ver a esa generación y me tocó sentirme campeón del mundo tambien), hablaba de como se siente uno cuando ya las jóvenes promesas tienen tu edad o son más chicos, y tus ídolos se retiran, la primera señal de esa crisis de edad me llegó cuando tenía 16 años y un chico de 14 llamado Martín Galván era señalado como la nueva promesa del futbol mexicano, al final no jugó ni el Mundial Sub 17, la segunda señal me llega ahora, casi todos los jugadores que debutan en México tienen mi edad, y las promesas europeas tambien, y de repente veo como tipos como Cuauhtémoc Blanco, Jared Borgetti, Paco Palencia y Óscar Pérez viven sus últimos momentos dentro del campo.

¡Coño! Cuando yo era niño todos los idolatrábamos, me tocó a mis 10 años celebrar esa clasificación al mundial de Corea Japón, donde Jared hizo el gol contra Estados Unidos precisamente en mi cumpleaños número 10, y donde los goles contra Honduras los hicieron Blanco en dos ocasiones y Palencia en una, el arquero titular era el Conejo Pérez que acababa de pararle un penal a Luis Figo en el torneo Teresa Herrera, ¿hace cuánto que un equipo mexicano no juega el Teresa Herrera?, muchos años francamente, hoy, Figo, otro de los jugadores que idolatraba de niño está retirado y hace unas semanas lo ví hablar con más pena que gloria en unos programas de Televisa.

Hoy veo que ese tren que sabía que no iba a parar en mi vida se está pasando, hoy me doy cuenta que no tardaré en referirme a tipos de 16 o 17 años como "chavitos" o "morritos" porque yo estaré contando su carrera en los campos de juego a mis 25 o 30 años, menuda situación, supongo que lo mismo sentiré cuando tenga 40 años y vea a los jóvenes de 20 bajar de sus autos lujosos en los lugares de moda, sólo que yo diré, "bah, a su edad yo andaba en combis y camiones, esos no saben lo que es viajar" jajajajaja.

Y seguramente tambien, si veo mi vida a los 60 años y antes pude ser Director Técnico de la selección, refunfuñaré, "ja, cuando yo tenía 40 años el futbol se jugaba de maravilla, todavia quedaban canchas de pasto natural y los chicos usaban playeras de algodón".

Pero bueno, no queda más que seguir escribiendo para que a los 30 años no me esté lamentando o no esté recordando lo que pudo ser de mi carrera como analista deportivo.

En fin

No hay comentarios.: