Crócknicas Arácknidas. De la vivencia al relato.

viernes, 30 de julio de 2010

Y sucedió....

Bendita frase, la escuché a los 14 años cuando miraba Los Años Maravillosos, bien, pues esta frase la aplico perfectamente para aquel miércoles de julio del 2010.

Desperté en una cama desconocida para mí, estaba en casa de una de mis tías, en definitiva, la tía con la que mejor me llevo, la conocí cuando tenía 7 años y mis papás le decían que era una alcahuetera conmigo y con mi hermano menor, creo que todos tenemos una tía así, pues si, desperté ahí en el df, no tenía idea de cómo sería ese día, estaba el plan de ir a un programa de tele que jamás había visto, mi falta de tv de paga era la causa, yo nomás iba a ver que onda, cualquier cosa que pasara sería ganancia.

Así que me desperté y fuí a desayunar, unos huevos revueltos y un vaso de leche con chocolate eran lo que desayunaría ese día, nada mal pensé, así que desayuné y aderecé con una buena charla con mi tía, de algo estaba seguro, estaba en el df y algo entretenido habría que hacer, así que entré a su lap y me puse a revisar los pormenores del programa, cuando supe que onda con los horarios decidí seguir con el plan, había olvidado mi cepillo de dientes y mi desodorante en Villahermosa, así que se lo informé a mi tía y casi de inmediato me llevó al super más cercano a comprarlo, ya con eso sólo me faltaba arreglar mi boleto para el concierto.

Así que hice la llamada correspondiente y quedé para el día siguiente, me arreglé y salí rumbo al Museo del Templo Mayor, mi celular bien cargado con la memoria de las fotos y a darle, anduvimos dando el rol por el zócalo y aproveché para comprarme una playera del Ché Guevara, 50 pesos por algo bastante decente, vaya, hasta que encuentro algo de mi tamaño, de buena calidad y con mis límites de precios, ah, y además mi dinero fue a parar a una causa que apoyo, con los del SME, así que tomando fotos entramos a la zona arqueológica, y conocí la magia e historia de la cultura azteca, pocas pirámides quedan y casi todo el recorrido es por caminitos, me duele que una cultura tan importante valiera gorro por la ignorancia de los españoles, pero en fin, así fue, miré como se vestían y como actuaban, como pensaban y que sería de su futuro.

Después a correr, ya casi era la hora de presentarme en tele y el metro era nuestro siguiente destino, así que subimos en el metro hidalgo, y bajamos en balderas, unas espectaculares tortas fueron la comida, después a caminar y a preguntar por la calle, encontrar el edificio y admirarlo, ahí se guardaba la magia y el espectáculo de la televisión.

Así que llegué y en automático pregunté si quienes estaban afuera eran parte del Club de Fans de El Canto Del Loco, resultó que si eran, gente que veía como extraña resultó ser de lo más normal, yo llegué a saludar y a mostrar buen rollo, por suerte fui correspondido al respecto, el mensaje de mi tía en la mañana era cierto "si te portas amable con la gente aprecían hasta el mínimo detalle", nadie podía creer que el día anterior hubiese viajado 11 horas sólo para estar en el programa de tele y ver a una de mis bandas favoritas, estuvimos charlando muy agusto y descubrí a seres humanos muy diferentes, unos saliendo de la prepa, otros con carrera terminada, otros con la carrera a medias, los que llevaban 8 años siguiendo al grupo, los que llevaban menos, pero todos eran iguales en algo, calidad humana, me dí cuenta que todos eran gente muy valiosa y con la que tendría una excelente amistad.

Así que después de esperar de repente vi una camioneta azul, me resultó extraño y les dije "¿será la banda?" resultó que si era, así que sin decir agua va salí junto con una de las chavas del grupo a tomarme una foto con los integrantes y a saludarlos, pero bueno, no todo fue perfecto, el nervio y la falta de memoria me hizo cambiarle el nombre, de manera respetuosa al bajista, total que me tomé las fotos y pensé, wow, que afortunado soy, vengo de tan lejos y ya conocí a los integrantes de una de mis bandas favoritas, lo comentamos y la chava no dejaba de reirse por el cambio de nombre, total que seguimos en la charla hasta que nos dejaron entrar, una buena foto de grupo y a conocer parte de las instalaciones, subir unas escaleras de fierro y listo, estábamos adentro del estudio.

Conductores con muy buen rollo que tampoco podían creer que un tipo de 19 años con pelo abundante y suéter negro hubiese viajado 11 horas sólo para estar en su programa, seguíamos platicando y tirando buen rollo, el estudio era enorme, muchos posters y cámaras geniales, va, cada una tenía su teleprompter, jamás vi algo así, el programa empezó con bastante relajo, los tipos diciendo lo que les daba la gana y yo aprovechando para tirar uno que otro albur, nada del otro mundo, hasta que llegó el momento, la banda entró y justo en ese momento uno de mis amigos, el buen Goyo Suárez me mandó un mensaje preguntando si estaba en Telehit, le respondí que sí, de repente nos preguntaron ( a mi y a los demás chavos del club de fans) si queríamos preguntarle algo al grupo, dijimos que sí y yo fui el encargado de hacer la pregunta, en nombre de todos, pero al fin les hice la pregunta y aproveché para mandar saludos a mi amigo.

Vaya, una excelente tarde donde incluso acabé tomándome fotos con los conductores del programa.

¿Qué más podía pedir?

miércoles, 28 de julio de 2010

Sube al camión y bebe del cerro

Sube al camión
mira las nubes y déjalo todo atrás
siente el viento en tu cara
piensa en no volver jamás

Sal de tu casa sediento
y embriágate con el cerro
muerde su tierra
y exhala su hierba

Siente que tus pies
son de caucho negro
y corre por el asfalto
mira la raya blanca

No te detengas
ni en los retenes verde militar
es tu propio camino
es tu propia libertad

Sube al camión y no te bajes
lo importante no es el qué
sino el como
lo importante no es el destino
sino el camino

Bebe del cerro y deja que te beba
miralo detenidamente
y después cuando estés saciado
cierra los ojos y calla

Haz tu propio camino
y traza tu ruta
no estás huyendo
estás regresando

Regresando al inconciente cerebral
escapando de sangre visceral
permaneciendo en el sueño
y viajando con el viento

lunes, 19 de julio de 2010

Y bue, ya casi tienes 20

Hace unos años leía una columna del buen Barak Fever donde hablaba de una crisis de edad, de niños todos soñamos con ser futbolistas, sabemos de entrada que no todos tenemos las mismas condiciones, en mi caso simplemente no las tengo, sólo tengo dos grandes problemas, la pierna izquierda y la pierna derecha, ninguna de las dos salió buena para el futbol, así que creo que por algo decidí dedicarme a la comunicación deportiva, a escribir y hablar cada tanto de esta bendita pasión que a los 8 añitos se me metió en la sangre y no va a salir hasta que me muera, capaz que si me voy al cielo resulto ser el crack, jajajajaja.

Pues bien, la dichosa columna que leí en esos tiempos donde yo era un puberto de 14 años que soñaba con ser campeón del mundo sub 17, (me tocó ver a esa generación y me tocó sentirme campeón del mundo tambien), hablaba de como se siente uno cuando ya las jóvenes promesas tienen tu edad o son más chicos, y tus ídolos se retiran, la primera señal de esa crisis de edad me llegó cuando tenía 16 años y un chico de 14 llamado Martín Galván era señalado como la nueva promesa del futbol mexicano, al final no jugó ni el Mundial Sub 17, la segunda señal me llega ahora, casi todos los jugadores que debutan en México tienen mi edad, y las promesas europeas tambien, y de repente veo como tipos como Cuauhtémoc Blanco, Jared Borgetti, Paco Palencia y Óscar Pérez viven sus últimos momentos dentro del campo.

¡Coño! Cuando yo era niño todos los idolatrábamos, me tocó a mis 10 años celebrar esa clasificación al mundial de Corea Japón, donde Jared hizo el gol contra Estados Unidos precisamente en mi cumpleaños número 10, y donde los goles contra Honduras los hicieron Blanco en dos ocasiones y Palencia en una, el arquero titular era el Conejo Pérez que acababa de pararle un penal a Luis Figo en el torneo Teresa Herrera, ¿hace cuánto que un equipo mexicano no juega el Teresa Herrera?, muchos años francamente, hoy, Figo, otro de los jugadores que idolatraba de niño está retirado y hace unas semanas lo ví hablar con más pena que gloria en unos programas de Televisa.

Hoy veo que ese tren que sabía que no iba a parar en mi vida se está pasando, hoy me doy cuenta que no tardaré en referirme a tipos de 16 o 17 años como "chavitos" o "morritos" porque yo estaré contando su carrera en los campos de juego a mis 25 o 30 años, menuda situación, supongo que lo mismo sentiré cuando tenga 40 años y vea a los jóvenes de 20 bajar de sus autos lujosos en los lugares de moda, sólo que yo diré, "bah, a su edad yo andaba en combis y camiones, esos no saben lo que es viajar" jajajajaja.

Y seguramente tambien, si veo mi vida a los 60 años y antes pude ser Director Técnico de la selección, refunfuñaré, "ja, cuando yo tenía 40 años el futbol se jugaba de maravilla, todavia quedaban canchas de pasto natural y los chicos usaban playeras de algodón".

Pero bueno, no queda más que seguir escribiendo para que a los 30 años no me esté lamentando o no esté recordando lo que pudo ser de mi carrera como analista deportivo.

En fin

domingo, 4 de julio de 2010

Es normal... Eso me lo enseñaron los medios

Me levanto cada mañana, camino una cuadra y me subo a la combi, la bendita ruta "1ro de Mayo-Plaza Villahermosa", doy los buenos días y silenciosamente hago mi oración diaria, me pongo los audífonos y escucho lo que traiga en el celular, una cuadra después el cruce de la Av México y el Periférico, el chofer compra su "Sol de Tabasco" o su "Criollo", una madre de familia que va con su hijo de 2 o 3 años tambien lo compra, ambos se ponen a leerlo mientras el crío mira: "Mayaticidio (mataron a un homosexual)", "Le cortaron los brazos", "Se madrearon", "Se salieron", junto con las expresivas fotografías: un tipo que se piensa es homosexual medio tapado y tirado en la calle, otro tipo con los brazos llenos de sangre y con la carne viva a la luz, dos señoras con muchas heridas, un auto volcado con tres o cuatro tipos medio muertos a la orilla de la carretera.

Por fin llego a la Universidad, después de bajarme y tomar otra combi con las mismas escenas, tomo mis clases y en ellas hablamos de los muertos por el narco, de la anécdota donde gracias a un policía un ciudadano enfermo no logró entrar al hospital y murió, del bendito caso paulette, de las elecciones amañadas, de las derrotas de la selección, de que Ricky Martin es homosexual, (varias chavas lo lamentan porque estaba "muy bueno") o ¿por qué no? de lo desastroso que fué el paso del huracán Alex en Tamaulipas y Nuevo León, de que hubo quien sabe cuantos muertos y de las escenas que fueron portada en periódicos, noticiarios de tv y páginas de internet.

Salgo de ahí con veinte mil cosas en la cabeza, ah, lo olvidaba, incluido el típico choro del profe o la profa donde siempre se sacan las mismas conclusiones, sea quien sea el o la instructora, llego a mi casa y hablamos de lo mismo, lo que vimos en la tele, escuchamos en el radio, y vimos en internet, cuando la charla se vuelve larga sacamos la conclusión de que todo anda mal.
Prendo la tele y las portadas de los noticiaros siempre son las mismas, "20 mil muertos por el narco en quien sabe donde", "El presidente fecal anuncia que no cesará el combate a la delincuencia", "el obispo o el arzobispo de no se donde llama a los feligreses a ser fieles a la palabra de Dios", y así siguen ese tipo de notas, si en el intervalo de cada una hay chance de tirarle a alguien que no sea fiel a sus intereses lo hacen, llega la sección deportiva y me distraigo un poco, llega la de espectáculos y mi enojo se hace presente cuando hacen ver más grandes a los extranjeros, si van a hablar de algún mexicano es porque está inmerso en algún chisme de revista rosa o en algún escándalo.
Prendo el radio y es exactamente lo mismo, violencia, sexo, violencia, sexo, alguna tontería sin sentido y adiós.
Nos quejamos de tanta pinche violencia y la exaltamos todo el tiempo, ¿ se dan cuenta?, nos dicen que está mal pero nos la tiran en la cara todo el tiempo, ¿no sería mejor ponerla en notas aisladas remarcando lo mal que está? ¿no sería mejor que nos recitaran todo el tiempo los últimos avances tecnológicos y científicos que las universidades públicas están aportando a México?, bueno, tambien nos han acostumbrado a ver esos hechos como situaciones aisladas.

Conclusión, nos hacen vernos a nosotros mismos como entes violentos y con pocas posiblidades de éxito, y como nosotros somos gente pobre que tiene que ver la tv abierta porque no le alcanza para más les hacemos caso, porque los programas más o menos decentes, con buenas dosis de análisis los ponen en horarios donde sólo unos pocos pueden verlos, ¿no me creen?, apaguen la tele desde las 6 de la mañana y enciéndanla hasta las 12 o 12:30 de la madrugada, verán que sus mentes cambian, sí, tambien hay mierda a esa hora, hay muchos hijos de la derecha opinando, pero bueno, de eso a nada prefiero ver eso.

Es normal que vivamos jodidos... Eso me lo enseñaron los medios